Where?

Playa… solazo… agua azul… arena blanca…

Nooooo… ¡NORUEGA!

Sí, es Noruega y hace un calor que te torras. Calor como para meterte río de cabeza aunque dejes de sentir el cuerpo a los 7 segundos. No es el calor infernal del Mordor murciano, es un calor que se agradece, del que te pone moreno pero no te quema. Del que hace que la cerveza entre bien, muy bien y se mantenga fresquita.

Y esta preciosa playa la tenemos en Revik y se llama Refviksanden, por si alguna vez os animáis a venir.

Si tienes furgoneta o caravana puedes dormir mirando al mar y si te mola el surf hay días en los que el agua está perfecta. Lo de la pesca ya no te lo aseguro, nosotros no conseguimos sacar nada, aunque tampoco sacamos nada en el fiordo así que igual somos nosotros que no tenemos ni idea. Aun así fue divertido.

Visita recomendada si pasáis cerca. Eso si, aquí hay que venir con tupper y nevera, no hay chiringuitos ni bares ni asiáticas que te hagan masajes. Y con una bolsa para la basura.

Fue un día completo y espectacular, de esos que cenas pizza mientras ves el atardecer junto al fiordo, rodeado de buena compañía.

Y ahora solo esperamos que el verano sea calentito, con sus correspondientes lluvias… pero con sus días de sol.

¡¡QUÉ SIGA ASÍ!!

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *