LA SAL DE LA TIERRA

Hoy no voy a enseñaros ninguna fotografía nuestra, hoy voy a enseñaros un documental: “LA SAL DE LA TIERRA”

Muchos de vosotros seguro que ya lo habéis visto, y yo realmente “debería” de haberlo hecho también pero la verdad es que no me apetecía. Lo intenté un par de veces y no me terminó de cuajar y ahora soy incapaz de entender el por qué.

Para los que no sepáis de qué va el tema os lo resumo tal y como lo cuenta el National Geographic:

 Cuando la sensibilidad y la fotografía confluyen, es difícil contener las emociones.
El documental “La sal de la Tierra”es precisamente eso, una vorágine de belleza y sentimientos
a través de los ojos del fotógrafo Sebastião Salgado.

Sí, es un documental sobre un fotógrafo, sobre fotografía y puede disfrutarlo cualquier persona, en Netflix mismamente lo tenéis. Si por casualidad os pasa como me pasó a mi y comenzáis a verlo con toda la ilusión del mundo y al cabo de poco empezáis a sentir que no os emociona entonces dejadlo. Dejadlo como yo lo hice porque ya llegará el día en que lo disfrutéis tanto como yo lo he disfrutado ahora.

Yo no sabía mucho sobre el autor, había visto un par de exposiciones suyas y en clase me habían dado algo de información. Hasta el día de hoy no había conocido su historia, ahora me quedo con ganas de más, con ganas de preguntarle sobre un millón de cosas y conocer todos esos lugares que aparecen en la historia.

Recuerdo aquel día en el que en una de mis clases de fotografía un profesor/ra comentó algo sobre el documental: “¡Tenéis que verlo, ningún fotógrafo puede perdérselo!” como si le dieran comisión por decirlo (es lo que piensas en ese momento) porque claro, acostumbrados al sistema de educación que tenemos desde pequeños, cuando un profesor/ra te “manda algo” lo ves como una obligación y deja de parecerte interesante. Y en ese momento te obligas a ver todos y cada uno de los documentales, a leer los libros, a visitar las webs y demás que tus profesores te decían porque ¿cómo vas a considerarte un fotógrafo si no has visto, leído o visitado todo aquello…?

Y ahí es cuando la cagas porque todos necesitamos nuestro tiempo de aprendizaje, tardemos más o menos todos seguimos el mismo camino y muchos se paran antes que tú y otros te adelantan muy rápido, pero todo eso debe importarte una m*** porque tienes que llevar tu ritmo y encontrar lo que realmente te gusta y cosas que antes te parecían aburridísimas y que ni si quiera hacías un esfuerzo por conocer ahora son las que te motivan.

Hablo desde mi experiencia, cuando comencé a hacer fotografías hace unos 8-9 años y cuando entré a la Escuela de Arte a mi no me interesaba la fotografía. Me gustaba hacer fotos a la familia, a mis amigos, a mi perro, a las flores, a mi misma…  a todo lo que me rodeaba, era curiosa y quería aprender más y no era consciente de lo que había detrás de la fotografía, de la historia y de las emociones que sientes cuando ves obras de otras personas y me costó comprenderlo cuando empecé a estudiarlo porque era incapaz de sentir toda esa emoción que siento ahora y todo lo que leí, vi o escuché sobre fotografía se fue borrando de mi mente y ahora solo recuerdo unos cuantos autores de los que estudié en aquel entonces.

Por eso mismo os digo que si ahora no os mola no os obliguéis a verlo. La fotografía tiene millones de etapas y no hay que tener ninguna prisa por recorrerlas.

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *